El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró este viernes que México no responderá con desesperación a la amenaza de su colega estadounidense Donald Trump de aplicar aranceles coercitivos, sino con la búsqueda de diálogo.

Trump amenazó con aplicar aranceles de 5% –e incrementarlos gradualmente a 25%– si México no lo convence de que se esfuerza más para contener la inmigración ilegal.

López Obrador dijo el jueves por la noche que envió a Washington a su secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, para mostrarle a Trump datos que demuestran que su país está tomando medidas para frenar la inmigración ilegal.

«Estamos cumpliendo con nuestra responsabilidad en política migratoria», dijo el mandatario mexicano el viernes en su conferencia matutina diaria. No prometió más acciones para frenar el arribo de migrantes, centroamericanos en su mayoría, que transitan camino a la frontera estadounidense.