El ministerio de asuntos exteriores de Canadá informó este domingo que se han suspendido temporalmente las operaciones de su Embajada en Caracas y que se brindará asistencia a sus ciudadanos en el país sudamericano a través de la delegación en Colombia, a quienes recomienda no viajar a Venezuela.

La razón que alega el Gobierno canadiense para el cese de sus operaciones y el retiro de sus diplomáticos es que “el régimen ilegítimo de Maduro ha tomado medidas para limitar la capacidad de las embajadas extranjeras para funcionar en Venezuela, en particular los que abogan por el restablecimiento de la democracia en ese país”.

El pasado 10 de enero, Maduro asumió el un segundo mandato con base en unas elecciones que han sido señaladas por la oposición como fraudulentas y que no han sido reconocidas por la comunidad internacional. Cinco meses después más de 50 países, encabezados por Estados Unidos, han respaldado a Guaidó.