Ayer lunes concluyó por HBO la trasmisión de la miniserie Chernóbil, que narra la explosión del cuarto reactor de la central nuclear de la Ucrania soviética.

El fatídico día fue el 26 abril de 1986. Es difícil imaginar una tragedia peor que la registrada en Chernóbil.

Cuando el reactor número 4 explotó, esparciendo nubes radioactivas por todo el hemisferio norte -desde Checoslovaquia hasta Japón- y lanzando a la atmósfera el equivalente a 500 bombas de Hiroshima, el Partido Comunista de la URSS trató de controlar la información.

Incluso el día después del accidente no se sabía que el reactor había explotado y que había una enorme emisión nuclear en la atmósfera.

El país tardó 18 días en hablar sobre ello en televisión y solo el 2 de mayo, el accidente ocurrió el 26 de abril, se evacuó a la población que vivía en un radio de 30 km alrededor de la central nuclear. Hoy continúa siendo una zona deshabitada.

El gobierno soviético cortó las redes telefónicas, y a los ingenieros y trabajadores de la planta nuclear se les prohibió compartir las noticias sobre lo ocurrido con sus amigos y familiares.

“Fueron los suecos quienes primero detectaron que algo iba mal. Europa alertó sobre lo que estaba pasando y la Unión Soviética tuvo que publicar su información.

La reacción fue ‘controlada’ usando helicópteros, que arrojaron sobre el núcleo cerca de 5.000 toneladas de boro, arena y otros materiales

Tres décadas después, todavía no conocemos el alcance total de la tragedia ni cuántas personas, murieron de cáncer u otras enfermedades vinculadas a ella, se estima que unas 4 mil, pero podrían ser más.

Lo que sí se sabe es que 31 personas murieron en el momento del accidente y otras decenas fallecieron en los 3 meses siguientes como consecuencia de la exposición a las radiaciones, sobre todo bomberos y personal de ayuda que acudió inmediatamente después de la explosión.

Pero la lección más importante que nos deja Chernóbil es el problema de confiar en exceso en la tecnología…. ¡La gente creyó que un accidente de ese alcance era imposible incluso cuando tuvo lugar! …

Hoy por hoy se sigue desarrollando la tecnología nuclear en el mundo como si el ser humano no aprendiera absolutamente nada de la historia.